Los derechos digitales son derechos humanos.

La seguridad y privacidad de tus datos en internet va mucho más allá de titulares pretenciosos y palabras complejas. Con la cantidad de información que almacenan nuestras interacciones en la nube, los límites entre lo público y lo privado parecieran difuminarse, y se vuelve cada vez más fácil interferir nuestros movimientos en la vida real.

En el caso del transporte público, nuestras tarjetas registran cada viaje, carga, y modo que utilizamos—en algunos casos, incluso nuestro RUT. Por eso, cada etapa de la experiencia de Saldo Red ha sido diseñada desde el comienzo para recolectar la menor cantidad de datos posibles, y proteger de la forma más efectiva tu información. No somos un banco, pero tratamos tu privacidad como si fuéramos uno.

Sin anuncios ni agentes externos

A quién le gustan los anuncios de todos modos.

Para mantener la experiencia de Saldo Red lo más limpia posible y evitar que terceros sigan tus movimientos, Saldo Red no utiliza anuncios para generar ingresos ni agentes externos para monitorear el uso que le das a la aplicación.

Saldo Red mostrando el saldo de una tarjeta MerVal.
Representación abstracta de encriptación. Tarjeta TrenCentral con un candado al centro.

Encriptación vía HTTPS

El número de tu tarjeta está protegido en todo momento.

Aún si alguien lograra interceptar tu red móvil o Wi-Fi, sería imposible descifrar el número de tu tarjeta. Todas las consultas que realizas a través de Saldo Red están encriptadas por defecto vía HTTPS, incluso aquellas donde los servidores originales no lo ofrecen de forma nativa.